La finca fue diseñada para implantar un moderno sistema de producción de Aceite de Oliva Arbequina, basado en optimizar recursos y obtener aceitunas de la maxima calidad. Las ventajas frente al sistema tradicional son varias:

 Aceite Oliva virgen Extra Flor de Sal. Arbequina

  • Mejora la intercepción de luz por la orientación Norte – Sur de las filas.
  • Favorece la aireación de la vegetación evitando problemas de hongos.
  • Optimiza la aplicación de fitosanitarios.
  • Lo más importante; permite mecanizar tanto la poda como la recolección.

 

Se realiza una recolección temprana con el fin de acentuar las notas verdes y frutadas de la variedad Arbequina y por lo tanto realzando sus aromas.

La cosecha mecánica permite reducir los costes de mano de obra a una tercera parte y el tiempo de recolección es 10 veces inferior a los sistemas tradicionales. Esto se traduce en la obtención de un zumo de aceituna sin oxidaciones ni fermentaciones, y evitando el contacto directo con el suelo. A penas transcurre 1 hora desde que la aceituna es recolectada del árbol hasta que es transformada en aceite.

La extracción del aceite es en “frío”. Este detalle es muy importante resaltarlo ya que es fundamental para evitar la pérdida de volátiles (aromas) durante el proceso de elaboración. Hace referencia a la temperatura a la que se somete la pasta durante el batido y que es aproximadamente de 25-27ºC. Si esta temperatura fuese mas elevada, extraeríamos mayor cantidad de aceite pero perderíamos los aromas diluidos en el agua de desecho.